Proyecto Ráneo

“Identificar lo íntimo, lo histórico y lo político, el estudio como cómplice sensible, hacia modestas transgresiones”.

Estudiar el arte contemporáneo producido en Ecuador, ha sido una tarea que ha convocado a actores diversos del país. El banco Central produce Umbrales en el Arte, De la inocencia a la libertad, Oswaldo Páez escribe “Otro arte Ecuador” diccionario de artistas ecuatorianos, Cristobal Zapata y Rodolfo Kronfle editan “Playlist” y se mantienen en su papel de curadores de artistas específicos, Hernán Pacurucu ejerce una importantísima labor dentro de la curaduría de obras contemporáneas ecuatorianas, contando entre su producción con títulos como: Políticas al Borde, Imaginarios en la Barbarie, Liquid: la ciudad y la memoria. Carlos Rojas, escribe estéticas caníbales, X Andrade habla de los fenómenos ocurridos en Guayaquil, La Selecta produce teoría, etc. Todo esto como ejemplos, de la vasta bibliografía que podría demostrar que nuestra intención no es nueva y que nuestro trabajo se suma a una serie de trabajos que piensan en lo mismo ¿Arte Ecuatoriano? Las perspectivas vienen incluso desde el desarraigo como en el caso de entremares.magazine.

Hace poco, Cecilia Suárez,  tenía un programa de investigación en la Universidad de Cuenca que buscaba producciones contemporáneas entre 2005 y 2010 que se insertaran en la lógica de una investigación imparcial y objetiva. Tarea difícil a la hora de hablar de obras de arte, el panorama actual de arte en ecuador es una efervescencia de variedades que requiere una selección. Ya la filosofía del arte nos ha interpelado sobre los asuntos del gusto, sabemos que la subjetividad es una impronta difícil de superar en la investigación artística, entendemos que cualquier trabajo sobre el tema implica una decisión estética y basados en la dificultad de agrupar la vastedad de sucesos del arte ecuatoriano decidimos segmentar el asunto y trazar una investigación a largo plazo.

Lo que proponemos a continuación  es el inicio de nuestro trabajo, que ha decidido dejar de lado el tiempo, para pasar directamente a lo actual, sin desconocer el pasado. Descubrimos una herencia enorme ligada a la experimentación y el deseo de innovar los lenguajes. Nicolás y Rafael Vivar, Luis Toro Moreno, Emilio Lozano, Honorato Vásquez y Emanuel Honorato Vásquez, Ricardo Montesinos, Oswaldo Morenos, Jorge Chalco, Edgar Carrasco, Pablo Cardoso, Patricio Palomeque, Julio Mosquera, Tomás Ochoa, Adrián Washco, entre otros, dejan un legado importantísimo para comprender la plástica cuencana. Esta empresa la ha emprendido María Marta Carrasco quien con la ayuda de Cristina Carrasco planeará una retrospectiva del arte cuencano.

Pero nuestra intención es avanzar, atravesar los nombres de esa ciudad líquida que como los ríos fluctúa de tiempo en tiempo para modificar los caudales.

Tomamos con mucho respeto, el trabajo de los otros, para poder discernir el camino que ha de tomar el estudio en su estudio de las producciones hechas desde el 2010. Hemos querido recopilar la información para que se evidencien las bases sobre las que construimos la empresa.

Recopilamos catálogos, publicaciones, videos, proyectos, exposiciones, también invitamos a artistas locales para que se sumen al proyecto usándolo como un escaparate para su trabajo. A partir de los encuentros, de las fichas, de las conversaciones de equipo, distinguimos un pulso intimista.

Si la pregunta era ¿cuál es la característica particular del arte cuencano? Nos encontramos con la posibilidad de lo intimo. Ese íntimo que deviene en espacio de representación de lo no dicho, de aquello que Cristina cree es lo que solamente el artista puede revelar, espacios de lo extraño donde surgen las afectaciones, los afectos…

Hemos redescubierto los antiguos espacios, sin los dejos de los anteriores sin panfletos políticos, ni cuestionamientos institucionales, con la plena conciencia de los dejos institucionales y la necesidad de posicionamientos políticos, nos hemos encontrado con espacios abiertos a la actualización, a los nuevos saberes, instituciones que necesitan ser retomadas, prácticas, materiales, poéticas que están madurando como lo están haciendo los artistas, momentos estéticos que dan cuenta de un crecimiento intelectual pero también sensible, si el arte acontece en las sutilezas, la ciudad está repleta de poesía. Hemos sido nosotros, los otros, los que nos quedamos ciegos.

Había una sensación de desierto, las jóvenes generaciones no hemos hecho bien la tarea. Nos falta la disciplina de la conservación. Entender el arte contemporáneo desde lo efímero ha devenido en  ausencia de evidencias.  Poco a poco estudio ráneo va recogiendo los huellas, que ratifican un ecuador fénix, emergiendo de lo emergente para empezar a posicionarse como lo que es: una construcción social colectiva, hecha desde la tradición hacia la innovación.

Trabajamos con artistas cuencanos de varias generaciones, Edgar Carrasco, Patricio Palomeque, Juan Pablo Ordoñez, Gabriela Bernal, Lorena Serrano, María José Machado,  Daniel López, Blasco Moscoso, José Urgilés, Bruno Hidalgo, Mango Gonzales, Carlos Bernal, Sofía Córdova,  Suamy Vallejo, Diego Molina, Marco Barros invitamos a artistas de otras latitudes que han producido en cuenca, Aníbal Alcíbar, Geovanna Palacios, Xavier Páez, entre otros.

Habitamos espacios como la Facultad de Artes y su proyecto MediaLab, Galería Proceso, Museo Pumapungo, Salida de Emergencia, In Arte Contemporáneo, Prohibido Centro Cultural y Sono, además de colarnos a la gran fiesta que desata la Bienal de Cuenca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s